Medicina Energética y Otras Yerbas

Revista sobre salud, cuerpo, energía, sociedad y hasta orgonomía…

Presentación

Salimos a la cancha en épocas del mundial

Es como presentarse en sociedad, como decir “aquí estamos”.

Tiene formato de revista y se llama Medicina Energética y Otras Yerbas. Pero no nos crean demasiado: el título es medio escondedor, si es que revisan el listado de las secciones y su contenido. Es como la realidad: hay que develarla porque a éstos humanos que somos nos cuesta ver las cosas como realmente son. O sea: con sencillez, profundidad, poesía, pasión, compromiso y aceptando que somos juntos en la vida o desaparecemos.

revista tapa4

Estamos creando un espacio para compartir, ni pensamos en “dar cátedra”. Pero sí vamos a arriesgar lo que sentimos, lo que pensamos, lo que hacemos. Y creemos en las elaboraciones colectivas, en los aportes variados, múltiples, a veces contradictorios. Nos gustan más las barricadas que los solemnes estrados de los que “saben”, pero aspiramos a conocer más y mejor.

Respetamos y tratamos de entender en profundidad la “herencia” de Wilhelm Reich. Pero nos apresuramos a señalar que si su obra tiene herederos, éstos son “los niños del futuro” y no arrogantes catedráticos que dicen entenderlo de verdad y seguir sus líneas en estilo ortodoxo. Porque, bueno, digámoslo de una vez: es gracioso hablar de ortodoxia cuando se está involucrado en semejante nivel de heterodoxia como el que exhibe sin disimulo el pensamiento reichiano. O sea: no vamos a ponernos en ningún púlpito para sugerir, siquiera, que somos los “verdaderos” seguidores de Reich. Además, no nos seduce eso de “seguir” a alguien. No nos resuelve inseguridades personales ni colectivas porque la realidad es Hoy, no Ayer.

También hay otras fuentes de inspiración, como es el caso de la mirada que tiene la Medicina Tradicional China y, en particular su joya más preciada: la acupuntura. Hay evidente analogía y complementación entre ambas disciplinas, ya que la Energía que nos da la vida es una sola aunque se nombre de variada manera: Orgón, Chhi, Prana, Pneuma u otras.

Pero así como es por lo menos raro que no se hayan advertido con facilidad los sólidos puentes  que unen y relacionan a estas dos ciencias (la acupuntura y la orgonomía reichiana), no lo es menos que las variadas consecuencias de los trabajos reichianos hayan quedado confinadas a trabajos clínicos de consultorio, sin poder dar el necesario salto hacia el conocimiento social, colectivo.

Nos parece o creemos, como quieran, que la mirada reichiana tiene una gran potencia iluminadora para entender quiénes somos y en qué consiste la realidad. Está claro que ésa mirada ha parido a todas las escuelas psico-corporales, para darles un nombre. Es más: lo ha hecho aunque varios otros “fundadores de escuelas” no lo reconozcan, ya sea por ignorancia o necesidad narcisista. También, aunque menos conocido, ha echado raíces en la medicina energética. Pero sus decisivos y profundos aportes en política y sociología son entre ignorados y desconocidos. Y aquí, en ésta revista, pretendemos divulgarlos y ponerlos sobre la mesa. Sencillamente porque nos parecen gigantescos aportes a la causa de la vida, a la causa humana.

Y no son los únicos aportes de la casi desconocida mirada reichiana: también pueden revolucionar a la ciencia entera (pero no enterada) en física, biología, meteorología, etc.

Nuestro “deseo fundador” nace debido a que siempre sentimos bastante extrañeza por el hecho de que un “mensaje” tan luminoso como el reichiano, que puede experimentarse en las tripas, sentirse en el corazón y pensarse con el cerebro fuera tan poco conocido, tan ignorado.

Queremos romper con el silencio y proponer ése discurso a quienes quieran, a través de esta revista digital. Pues la veracidad, belleza y profundidad esperanzadora de la obra de Reich no puede quedar confinada apenas a consultorios particulares y a grupos de formación, es decir: a espacios cerrados o protegidos. O no debería, en todo caso. Porque su obra es luminosa para la sociedad entera y no puede obviarse su alto contenido ideológico y político, a no ser que uno tenga demasiado miedo de “ensuciarse las manos”. Y ésto no parece una actitud muy reichiana que digamos.

Ésa es la idea central: divulgar la potente y profunda mirada reichiana. Y hacerlo sobre los sucesos y circunstancias de la vida real de nosotros, los hombres y mujeres.

Así que, ahora mismo, estamos saliendo a la cancha y moviendo la pelota.

Y, también invitándolos a través de una convicción: pensar sin conmoverse y sin actuar, no sirve para nada.

Carlos Inza y Munich Santana

Anuncios

Un pensamiento en “Presentación

  1. Es necesario contar con espacios de diálogo para la conversación sobre el ser humano, donde encontremos respuestas, donde nos hagamos más preguntas y donde encontremos el crecimiento y desarrollo del conocimiento, desde ahí se agradece que estas iniciativas existan y estén disponibles para todos y todas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s