Medicina Energética y Otras Yerbas

Revista sobre salud, cuerpo, energía, sociedad y hasta orgonomía…

Bienvenido bebé

4 comentarios

PREVENCIÓN Y PROFILAXIS

Por Munich Vieira Santana

Yo lloraría

Vos llorarías

Él lloraría

Ella lloraría

Nosotros lloraríamos

Vosotros lloraríais

Ellos llorarían

Todos lloraríamos junto al recién nacido si pudiéramos estar a su lado en una sala normal, típica de neonatología post parto de casi todos los hospitales y clínicas donde ocurren nacimientos, viendo toda la violencia que se impone a un cuerpo que recién está saliendo al mundo externo.

Se pincha, se aspira, se entuban mangueras por la boca y el ano, se le aplica colirio en los ojos: prácticas agresivas, invasivas, frías…. Y así pasan muchos minutos, a veces horas antes de volver a los brazos de su madre…

Todo lo opuesto a lo que necesita un bebé recién nacido.

Primero que todo un bebé no debe ser sacado tironeando de adentro del cuerpo de su mamá. Ese tironeo produce una tensión a nivel óseo de la base craneana que puede provocar dolor de cabeza y tensión de cuello.

El bebé recién nacido no necesita ser aspirado por las vías nasales porque ya dispone de mecanismos naturales como la tos y el estornudo para eliminar secreciones. Por lo demás la aspiración puede perjudicar ya que presionar el fondo de la nariz podría provocar el reflejo vagal, susceptible de generar apnea en los bebés.

El tema de corte prematuro del cordón ya es discutido hace mucho tiempo y con varias evidencias científicas que explican y comprueban que tendríamos que esperar (tan solamente esperar) que el cordón dejara de latir, o al menos esperar de 5 a 6 minutos. En general se corta muy tempranamente el cordón umbilical, casi mecánica e inmediatamente al nacimiento esto es antes que el bebé pueda hacer la transición completa de la respiración fetal a la respiración pulmonar, que se da cuando la sangre que está en la placenta pasa al cuerpo del bebé facilitando la eliminación de líquido pulmonar fetal y la entrada de aire a los alveolos pulmonares. De ese modo se permite que se instale la respiración pulmonar de modo paulatino, fisiológico y saludable.

El bebé no necesita recibir un baño post nacimiento, mucho menos necesita -en la equivocada creencia de que “nace sucio”- ser refregado para sacar cada centímetro de su vernix (substancia compuesta de agua, grasa y proteína que reviste la piel de algunos bebés). En todo caso si el bebé va a ser bañado que sea por su madre o algún familiar y no por otra persona del equipo médico. Y sin lugar a dudas de ninguna naturaleza esa acción puede ser esperada.

La vitamina K puede ser administrada por vía oral (sin necesidad de pinchar al bebé). El colirio de nitrato de plata (que suele dejar los ojos irritados y párpados hinchados) y que se utiliza para prevenir una conjuntivitis (fruto de la bacteria causante de la gonorrea) puede ser administrado en las primeras horas de vida. No es de vida o muerte que se lo aplique inmediatamente al nacer el bebé.

Pesar y medir también son procedimientos que pueden esperar para que se los realice, pudiendo incluso ser llevados a cabo dentro de las primeras 24 horas (porque solamente después de las primeras 24 horas el bebé puede llegar a perder peso). Es necesario comprender que no se trata de una competencia acerca del tamaño del bebé al nacer. Ningún ser humano va a ser mejor o peor si al nacer mide 48 o 51 centímetros. Sin duda tiene su importancia por cuestiones de salud registrar las particularidades de peso y medidas al nacer, sin embargo tampoco es necesario que esto ocurra antes que el bebé reconozca a su madre, y tenga un tiempo de tranquilidad para el establecimiento del vínculo con ella.

El momento en que el bebé está más alerta es después del parto, ya que el stress producido durante el mismo lo deja despierto, atento y listo para hacer su primer acercamiento a la madre: reconocimiento del olor, desarrollo del reflejo de reptación y succión, que favorecerán los movimientos hormonales tan importantes en la lactancia. Cuando los bebés son alejados de sus madres y llevados a la nursery para una serie de procedimientos de rutina, que son considerados más relevantes que el establecimiento del vínculo con su mamá, se está desperdiciando una hora muy importante en la que madre y bebé vuelvan a reconocerse. Dos horas después del parto el bebé se entrega a una letargia fisiológica para descansar de la actividad física realizada durante el parto. Si el bebé justo vuelve a los brazos de su madre en ese momento estará muy agotado para mamar y establecer vínculos, ya alterando la conexión con la lactancia. Y cómo justificar el procedimiento que a veces deja un bebé sin ningún motivo médico alejado durante horas de su madre?.

El mejor lugar para que esté un bebé es al lado de su madre, en su cuerpo. El cuerpo de la madre es la incubadora natural para un bebé recién nacido, necesite o no de atención médica especial. Casi todos los procedimientos pueden ser realizados con el bebé en cima del cuerpo de su madre, mientras se espera la eliminación de la placenta (se espera? Bueno, ese será otro tema).

El parto es un momento de mucha actividad muscular para madre y bebé, y se merecen estar juntos y tranquilos pos nacimiento. Hay mucha base científica que dice que el mejor lugar para un bebé es junto al cuerpo de su madre y después de tremenda actividad física, nada más justo que un buen descanso uno en los brazos del otro.

En mi tarea de acompañar procesos terapéuticos de familias y adultos, puedo ver las secuelas de un nacimiento traumático. Niños que nacen muy heridos, irritados, con una marca de llegada al mundo con mucha violencia y reaccionando a esa violencia con su stress neonatal. Bebés que lloran los primeros días inconsolablemente, madres que no entienden qué pasan, qué es lo que podrían estar haciendo mal si todas las atenciones están aseguradas, incluso las de contacto tierno y amoroso. Madres que se desesperan en un puerperio donde ellas mismas están frágiles; noches sin dormir y un bebé que sólo llora en sus brazos.

Y les puedo decir con seguridad que ese bebé llora el dolor de su nacimiento. A veces incluso con dolores en el cuerpo que no pueden expresar de otra forma que no sea por el llanto. A veces hasta la piel les duele.

En terapia de adultos hay regresiones al momento del parto, al terror al nacer, al frío que revive la piel, recuerdo de susto de los toques. El cuerpo tiene memoria. No hay palabras para describir las profundas sensaciones de miedos de esos recuerdos.

Pienso que el trabajo con un recién nacido es devolverle lo más pronto posible la seguridad y ayudarle a eliminar las respuestas de miedo y dolor producidas por el momento del nacimiento y primeros manipulaciones en las que no fueron respetados.

A veces demoran días, meses, incluso años para que las secuelas se vayan borrando. Hay organismos que nunca consiguieron terminar de eliminar el dolor, el frío, el miedo al contacto con los otros y llevan las marcas de un camino esquizoide, o comportamientos violentos y anti social y hasta desarrollan una escisión esquizofrénica como modo de escapar al contacto con el stress que el mundo les inflige, y a la violencia y desprotección que se reedita en sus relaciones. Un cuerpo que para protegerse de un dolor precoz contrae su plasma vital (Wilhelm Reich)

Según Bergeret, la estructura psicótica corresponde a una debilidad de la organización narcisista primaria en los primeros instantes de vida, y Wilhelm Reich diría que es fruto de perturbaciones biofísicas que se dan en un organismo uterino o extrauterino luego del nacimiento.

Por supuesto no quiero decir que un solo factor es suficiente para determinar una estructura psicótica en la vida de un ser. Pero ese trauma y violencia impuestos al cuerpo del recién nacido es uno de los factores más importantes, y que cuando no son compensados dejan marcas profundas.

No tomamos demasiado en serio lo que ocurre en un parto con los recién nacidos, no lo podemos dimensionar. Escucho a gente decir que vivió lo que ha vivido la mayor parte de los niños, que incluso ha ido a incubadora, etc., y que sin embargo no está loca ni es una mala persona. De ninguna manera estoy queriendo decir que quien vive lo que viven la mayoría de los bebés en nuestra sociedad va rumbo a la esquizofrenia. Digo que se trata de un acto de violencia que debemos evitar y que cuando no es posible evitar, debemos compensarlo. Y seguramente no nos quedamos todos malheridos porque muchas madres devuelven a sus bebés el lugar seguro, caliente y calmo facilitado por el vínculo materno infantil del primer año de vida, es decir compensan la experiencia de dolor.

Debemos permitir y facilitar que un bebé sea respetado en su nacimiento, ayudar a que él pueda estar con el campo sensorial tranquilo y abierto para recibir el mundo, para conectar con lo externo.

Si hay miedo inmediatamente el cuerpo se endurece, se encoje, se contrae, viene el llanto, los canales se cierran y el bebé se protege del contacto con el mundo, no abriéndose a mismo, o demorando en hacerlo. Por suerte los bebés tan luego vuelven a los brazos amorosos y tranquilos de sus madres vuelven a restablecer un equilibrio. Ahora bien, si madre y bebé están heridos post parto, esa madre va a estar asustada, con miedo y va a demorar darle a su bebé la tranquilidad que él necesita. Porque nadie puede dar lo que no tiene.

Se podrían evitar tantas secuelas físicas, emocionales y psíquicas con tan sólo respetar y proteger el parto, sea donde sea que se realice el nacimiento. Si pudiéramos ESPERAR que la naturaleza siguiera su sabio curso que favorece el paso de la vida intrauterina para la extrauterina, enraizando en el cuerpo y en el campo de energía de su madre con contacto y confianza, al bebé le estaríamos asegurando salud, y un desarrollo en un “continuum” de expansión y placer. De ese modo:

Yo sonreiría

Vos te iluminarías

Él estaría tranquilo

Ella estaría abierta a recibir

Nosotros volveríamos a confiar en la vida

Vosotros agradecerían

Ellos simplemente contemplarían

Y todos seríamos una humanidad un poco más sana.

Fuentes de inspiración:

Rutinas, pruebas y cuidados del recién nacido in https://www.elpartoesnuestro.es/informacion/posparto/rutinas-pruebas-y-cuidados-del-recien-nacido.

A espiritualidade do contato de Silja Wendelstadt

Nacimiento sin violencia de Leboyer

Sufrimiento maternal y afecto umbilical de Frank Lake

Bioenergética Suave, Eva Reich

Niños del futuro Wilhelm Reich

Charla de neonatóloga Ana Paula Caldas en el congreso virtual Nascer Melhor

O nascimento desde o ponto de vista do bebé! por Ana Paula Caldas

 

Y ahora unos videos que muestran algunos procedimientos y además la forma cómo los hacen….

El primer una verdadera clase de mal gusto (atención que es muy fuerte)

El segundo muestra otra forma, aunque con muchas de las intervenciones pero de un modo menos invasivo

El tercero es un parto hospitalario de modo respetado para la madre y hija, Quien no quiera ver el parto salte hasta el minuto 7.30, En los hospitales puede nacer otra forma de parir y cuidar el recién nacido.

Y el cuarto es un parto domiciliario, donde también si no quiere ver el parto puede saltar hasta el minuto 7.30.

 

Anuncios

Autor: medicinaenergeticayotrasyerbas

Revista sobre Salud, medicina energética, psicoterapias, critica social, prevención y profilaxis desde una perspectiva de la orgonomia desarrolla por Wilhelm Reich.

4 pensamientos en “Bienvenido bebé

  1. Muy emocionante publicación. Si la mamas pudieran evitar de caer bajo la dictadura de los hospitales donde no se respeta al neonato y a sus derechos primordiales de quedarse unido a mama y prenderse al vínculo que efectivamente va a determinar una impronta para toda su vida emocional.
    Bello texto . Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s